la letra sin sangre entra

Blog de libros y literatura escrito por Francisco Herrera

26 abril 2004

 

Mujeres Enamoradas de D. H. Lawrence

De los escritores modernistas ingleses no fueron ni Joyce ni Eliot los que pusieron patas arriba los valores victorianos más rancios. De hecho, sólo los libros de Virginia Woolf por un lado (sobre todo, sus ensayos) y las de D. H. Lawrence por otro, provocaron grietas en el armazón bienpensante e hipócrita del Imperio Británico (God save the Queen). Realmente en ellos dos se siente el pálpito crítico de una parte de la sociedad que, aun sabiéndose rechazada por la mayoría, se ve reflejada en valores éticos mucho más firmes y democráticos. Resulta interesante hacer una lectura de Mujeres enamoradas (Women in Love, 1920) bajo la luz de las obras de otro de los grandes patriarcas literarios: Henry James. Con James comparte Lawrence el origen social y cultural de algunos de sus personajes (esa nobleza británica tan flemática como herida de muerte), pero lo que en el primero es profundidad psicológica, hasta el punto de llegar a producir vértigo en sus últimos libros, en el autor de El amante de Lady Chatterley es riqueza de diálogos y vitalidad de pensamientos ¿Se me permitirá el símil entre una pieza de mojama y un banco de arenques vivitos y coleando? Así veo yo la distancia entre el manierismo elegante de Las alas de la paloma y el puñetazo en el estómago de Mujeres enamoradas.



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

Archivos

abril 2004   mayo 2004   junio 2004   julio 2004   agosto 2004   septiembre 2004   octubre 2004   noviembre 2004   diciembre 2004   enero 2005   febrero 2005   marzo 2005   abril 2005   mayo 2005   junio 2005   julio 2005   agosto 2005   septiembre 2005   octubre 2005   noviembre 2005   diciembre 2005   enero 2006   febrero 2006   marzo 2006   abril 2006   mayo 2006   junio 2006   julio 2006   agosto 2006   septiembre 2006  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]