la letra sin sangre entra

Blog de libros y literatura escrito por Francisco Herrera

03 octubre 2004

 

Otra Santísima Trinidad

Dentro del triángulo isósceles que es la Santa Madre Troika de la literatura rusa (Dostoievski, Tolstoi, Chejov) el lado más débil ha sido siempre el último. En uno de los bordes más grandes está el psicologismo abrupto y cortante de Dostoievski con el que a menudo se tiene la impresión de que resbalar gracias la piel de esos personajes que parecen anguilas inasibles. En la otra cara se encuentra el mayestático y omnívoro Tolstoi, el papa oscuro de Yasnaia Poliana, el patriarca simbólico de la novela contemporánea sentado en su trono perfecto, lanza sus rayos como un Júpiter tonante de larga barba blanca. De Anton P. Chejov, el ángulo menos conocido, se ha dicho que es el mayor cuentista (sin segundas intenciones) de la literatura contemporánea y el gran renovador del lenguaje teatral moderno, sobre todo en su concepción stanislaskiana como método de aprendizaje actoral. ¿No es también el más moderno por menos definitivo, el que nos queda más cercano?



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

Archivos

abril 2004   mayo 2004   junio 2004   julio 2004   agosto 2004   septiembre 2004   octubre 2004   noviembre 2004   diciembre 2004   enero 2005   febrero 2005   marzo 2005   abril 2005   mayo 2005   junio 2005   julio 2005   agosto 2005   septiembre 2005   octubre 2005   noviembre 2005   diciembre 2005   enero 2006   febrero 2006   marzo 2006   abril 2006   mayo 2006   junio 2006   julio 2006   agosto 2006   septiembre 2006  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]