la letra sin sangre entra

Blog de libros y literatura escrito por Francisco Herrera

22 febrero 2005

 

Feo feo

Hay frases que los escritores lanzan a su público lector como si fuesen huesos que hay que roer y roer hasta sacarles el tuétano. La perfección extrema de la novela es el fruto de la imperfección de nuestra especie, nos azuza Sergio Pitol desde las páginas de su introducción a El viaje (dietario de su vuelta por Moscú y Tblisi). El jugo que se le podría sacar a esta frase de marras: sólo con el material más sórdido y repugnante que podamos hallar (el asesino Raskolnikoff, el repulsivo Samsa, el cornudo Bloom) puede la novela levantar sus más bellos edificios. Imagino que en ese feísmo verista se separa la narrativa actual de la epopeya clásica. ¿Y qué pasa cuando, con palabras de Rafael Argullol, observamos que el conocimiento poético es un reconocimiento de lo que ya vive en nosotros? No somos más que un albañal falsamente embellecido.



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

Archivos

abril 2004   mayo 2004   junio 2004   julio 2004   agosto 2004   septiembre 2004   octubre 2004   noviembre 2004   diciembre 2004   enero 2005   febrero 2005   marzo 2005   abril 2005   mayo 2005   junio 2005   julio 2005   agosto 2005   septiembre 2005   octubre 2005   noviembre 2005   diciembre 2005   enero 2006   febrero 2006   marzo 2006   abril 2006   mayo 2006   junio 2006   julio 2006   agosto 2006   septiembre 2006  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]