la letra sin sangre entra

Blog de libros y literatura escrito por Francisco Herrera

07 febrero 2005

 

Wellescome, Mr. Orson

En uno de los ensayos sobre cine de Contra la interpretación (Against Interpretation) Susan Sontag habla sobre el clarísimo paralelismo entre la historia del cine y la de la literatura. Efectivamente, ya no se trata sólo de la forma en la que el cine trata a los libros (o viceversa), porque la literatura es más que una fuente de inspiración para guionista, es la hermana mayor del cine. Hay afinidades más que luminosas, radiantes diría yo. Para mí Orson Welles es el canon, un Miguel de Shakeperantes (con permiso de Harold Bloom). La Nouvelle Vague se comporta como las vanguardias princiseculares que hicieron estallar la literatura europea en esquirlas que van desde el surrealismo hasta el modernismo. Y así sucesivamente. Creo que para una persona acostumbrada a leer, ver cine debe ser una actividad hermana, o al menos hermanastra.





Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

Archivos

abril 2004   mayo 2004   junio 2004   julio 2004   agosto 2004   septiembre 2004   octubre 2004   noviembre 2004   diciembre 2004   enero 2005   febrero 2005   marzo 2005   abril 2005   mayo 2005   junio 2005   julio 2005   agosto 2005   septiembre 2005   octubre 2005   noviembre 2005   diciembre 2005   enero 2006   febrero 2006   marzo 2006   abril 2006   mayo 2006   junio 2006   julio 2006   agosto 2006   septiembre 2006  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]