la letra sin sangre entra

Blog de libros y literatura escrito por Francisco Herrera

15 marzo 2005

 

La arrogancia necesaria

El viernes no quise añadir nada a la nota de luto, pero el apunte que correspondía lo trascribo ahora. Lev Tolstoi, ya en los últimos años de su vida, era el gran patriarca no sólo de la novela rusa, sino de la literatura universal. En él se compendia la epopeya y la cotidianeidad en un grado de genialidad que muy pocos comparten en la historia del negro sobre el blanco. Él mismo, con su característica arrogancia, juzgó que ni siquiera Shakespeare se le acercaba. Aún así fue capaz de escribir en su diario una anotación como la que sigue: he seguido trabajando en la definición de la vida, pero sigo insatisfecho (un día como el del viernes pasado, pero en 1903). Eso es la novela: una definición insatisfecha de la vida.



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

Archivos

abril 2004   mayo 2004   junio 2004   julio 2004   agosto 2004   septiembre 2004   octubre 2004   noviembre 2004   diciembre 2004   enero 2005   febrero 2005   marzo 2005   abril 2005   mayo 2005   junio 2005   julio 2005   agosto 2005   septiembre 2005   octubre 2005   noviembre 2005   diciembre 2005   enero 2006   febrero 2006   marzo 2006   abril 2006   mayo 2006   junio 2006   julio 2006   agosto 2006   septiembre 2006  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]