la letra sin sangre entra

Blog de libros y literatura escrito por Francisco Herrera

01 abril 2005

 

Un Proust celestial

Siempre, en cada persona, tenía que ver más allá: el misterio, las relaciones, los encuentros, las alusiones entre los sexos, los roces de las palabras. Pero cuando lo contaba, nunca ponía los puntos sobre las íes; dejaba que el otro los añadiera. Uno tenía que adivinarlo por él mismo. Eso es lo que dice sobre monsieur Proust Céleste Albaret, la mujer que cuidó del genio los últimos ocho años de su vida, los más prolíficos. Todo el libro de recuerdos, recogidos por Georges Belmont y traducidos por Elisa Martín y Esther Tusquets para la editorial RqueR, tiene ese aire hagiográfico, de adoración naïf que podría restarle cierto valor testimonial pero que, en realidad, nos permite tener un retrato muy cercano del pequeño Marcel. Se me ocurre que el comentario de Céleste es una introducción perfecta para la Recherche.



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

Archivos

abril 2004   mayo 2004   junio 2004   julio 2004   agosto 2004   septiembre 2004   octubre 2004   noviembre 2004   diciembre 2004   enero 2005   febrero 2005   marzo 2005   abril 2005   mayo 2005   junio 2005   julio 2005   agosto 2005   septiembre 2005   octubre 2005   noviembre 2005   diciembre 2005   enero 2006   febrero 2006   marzo 2006   abril 2006   mayo 2006   junio 2006   julio 2006   agosto 2006   septiembre 2006  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]