la letra sin sangre entra

Blog de libros y literatura escrito por Francisco Herrera

20 mayo 2005

 

Brodsky y Venecia

Es Joseph Brodsky el que hace sobre Venecia, la ciudad con más metáforas por metro cúbico de todo el orbe, la comparación más cariñosa. Dice el maestro ruso que las callejuelas venecianas le recuerdan a los pasillos de una biblioteca (tan borgeana la remembranza, añado yo). Escribe Brodsky esto en un libro con un bello título (Marca de agua, Watermark) y con una casi aún más bella edición (Siruela, cómo no). Traigo a colación la cita sobre todo por la famosa frase de Brodsky en la que anuncia que le gustaría morir en Venecia (aunque nada tenga que ver con el von Aschenbach de Thomas Mann). A mí me da igual morir en el Lido o en la cama de un hospital de campaña pero si tuviera que darme de bruces con los restos de mi civilización, como en la icónica escena de Charlton Heston, preferiría ver surgir de la arena, en lugar de la antorcha neoyorquina, el tejado del Campanile. Larga vida a la Serenísima.



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

Archivos

abril 2004   mayo 2004   junio 2004   julio 2004   agosto 2004   septiembre 2004   octubre 2004   noviembre 2004   diciembre 2004   enero 2005   febrero 2005   marzo 2005   abril 2005   mayo 2005   junio 2005   julio 2005   agosto 2005   septiembre 2005   octubre 2005   noviembre 2005   diciembre 2005   enero 2006   febrero 2006   marzo 2006   abril 2006   mayo 2006   junio 2006   julio 2006   agosto 2006   septiembre 2006  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]