la letra sin sangre entra

Blog de libros y literatura escrito por Francisco Herrera

25 mayo 2005

 

Fustigando

Hace setenta y un años, pero en un día como hoy, Thomas Mann, de crucero hacia los Estados Unidos escribe en su cuaderno de viajes: el cristianismo, ese brote del judaismo, sigue siendo uno de los dos fustes maestros que sostienen la civilización occidental. El otro es la antigüedad mediterránea (A bordo con Don Quijote). La cuestión es si realmente el cristianismo no ha pasado de fuste a fusta, y perdón por la paronomasia facilona. Parece que, poco a poco, la conciencia cristiana se va convirtiendo en una excrecencia culturalista con vagos aires de espiritualidad y látigo, algo así como la aromaterapia de un viejo y tonante testamento. Amén.



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

Archivos

abril 2004   mayo 2004   junio 2004   julio 2004   agosto 2004   septiembre 2004   octubre 2004   noviembre 2004   diciembre 2004   enero 2005   febrero 2005   marzo 2005   abril 2005   mayo 2005   junio 2005   julio 2005   agosto 2005   septiembre 2005   octubre 2005   noviembre 2005   diciembre 2005   enero 2006   febrero 2006   marzo 2006   abril 2006   mayo 2006   junio 2006   julio 2006   agosto 2006   septiembre 2006  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]