la letra sin sangre entra

Blog de libros y literatura escrito por Francisco Herrera

23 noviembre 2005

 

Un poco de nada

Al final de su famosa carta, Hugo Von Hofmannsthal a través de su Lord Chandos le hace saber a Francis Bacon y a la posteridad que no se espere de él que pergeñe más libros literalmente porque la lengua, en que tal vez me estaría dado no sólo escribir sino también pensar, no es ni el latín, ni el inglés, ni el italiano, ni el español, sino una lengua de cuyas palabras no conozco ni un sola, una lengua en la que me hablan las cosas mudas y en la que quizá un día, en la tumba, rendiré cuentas ante un juez desconocido. Hay una filiación directa entre esa sensación tan moderna (tan de Bartleby y compañía) de haber llegado a los límites humanos de la lengua y la cortedad del decir, ese no sé qué que queda balbuciendo, de Juan de la Cruz. Es el non plus ultra de la dicción humana. Pues, eso, que quede el silencio.



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

Archivos

abril 2004   mayo 2004   junio 2004   julio 2004   agosto 2004   septiembre 2004   octubre 2004   noviembre 2004   diciembre 2004   enero 2005   febrero 2005   marzo 2005   abril 2005   mayo 2005   junio 2005   julio 2005   agosto 2005   septiembre 2005   octubre 2005   noviembre 2005   diciembre 2005   enero 2006   febrero 2006   marzo 2006   abril 2006   mayo 2006   junio 2006   julio 2006   agosto 2006   septiembre 2006  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]