la letra sin sangre entra

Blog de libros y literatura escrito por Francisco Herrera

12 enero 2006

 

¿Para qué malgastar palabras?

A pesar de los años, me sorprende todavía la gran cantidad de mala baba que se puede secretar ante un acto tan banal como la lectura de una novela (o de un blog, pongamos el caso). Alguien tranquilamente recostado en un sillón o delante de la pantalla del ordenador se ve arrebatado por la Santa Ira y no puede evitar emborronar con mierda el esfuerzo de otra persona. Por lo general, el santo varón o la virginal hembra se ven a sí mismos como mediadores de una Justicia con muchas mayúsculas (ya sea Poética o A Secas). ¿Y cuál es el resultado? Un escupitajo en la acera.

Todo esto viene a cuento porque quería decir cómo me sentí cuando leí la crítica que Alejandro Gándara hizo sobre el último libro de Haruki Murakami (San Alejandro bendito, líbranos de todo mal). ¿Que a un buen señor no le gusta Murakami? Fácilmente comprensible. ¿Que pierde el tiempo llenándose la boca de hiel? Incomprensible para mí.



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

Archivos

abril 2004   mayo 2004   junio 2004   julio 2004   agosto 2004   septiembre 2004   octubre 2004   noviembre 2004   diciembre 2004   enero 2005   febrero 2005   marzo 2005   abril 2005   mayo 2005   junio 2005   julio 2005   agosto 2005   septiembre 2005   octubre 2005   noviembre 2005   diciembre 2005   enero 2006   febrero 2006   marzo 2006   abril 2006   mayo 2006   junio 2006   julio 2006   agosto 2006   septiembre 2006  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]