la letra sin sangre entra

Blog de libros y literatura escrito por Francisco Herrera

16 febrero 2006

 

Blogueros de patillas y trabuco

Yo nunca creí que alguna vez llegara a hablar en este cuaderno sobre Antonio Burgos, pero cosas más raras han pasado en mi vida (y en la de ustedes también, espero). El caso es que vía blogpocket me entero de la aparición en ABC de un articulito sobre la blogosfera firmado por don Antonio, autor fino fino filipino de los que ya nos quedan pocos en el zoológico periodístico cañí (sobre todo ahora que la canela de Ansón se ha secado) en el que mezcla churras con merinas con ese adjetivo tan tan saleroso que él se saca de la manga y olé. A Antoñito el Camborio Burgos le duele que cualquiera pueda decir lo que piensa, aunque sea detrás de un alias y con una boquita que ni con lejía se lava. Pero es que la gente es ansí, que diría Pío Baroja. Confunde autor, de este modo, dos realidades: una, que hay gente a la que no le gusta nada lo que uno hace; dos, que hay medios para decir todo lo que uno piensa, y ahí también se incluye lo que uno piensa mal. Súmense ambas y nos queda la libertad de expresión. Además, este articulito con tanta fama, tanto honor y tanta honra me pareció por momentos un folletín a lo Pérez Reverte.



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

Archivos

abril 2004   mayo 2004   junio 2004   julio 2004   agosto 2004   septiembre 2004   octubre 2004   noviembre 2004   diciembre 2004   enero 2005   febrero 2005   marzo 2005   abril 2005   mayo 2005   junio 2005   julio 2005   agosto 2005   septiembre 2005   octubre 2005   noviembre 2005   diciembre 2005   enero 2006   febrero 2006   marzo 2006   abril 2006   mayo 2006   junio 2006   julio 2006   agosto 2006   septiembre 2006  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]